Trekking por Sierra Nevada.

Imagen tomada desde la cima del Cerro de Los Machos.

El pasado Viernes día 31 de Julio 2020, Lukla Experiences le dio la oportunidad a Manolo cliente y amigo de vivir una experiencia inolvidable en Sierra Nevada, a pesar de llevar años en la Montaña y batallas alpinas por delante, Manolo me dijo que le guiase en esta magnifica ruta de dos días para poder conquistar el Techo de la península, el Mulhacén con sus 3.482 metros de altitud.

Lógicamente acepte guiarle y diseñarle una magnifica de ruta de dos dias, por Sierra Nevada. Haciendo noche en vivac junto a laguna de la caldera.

El viernes 31 salimos de Murcia a las 18:30h rumbo a la hoya de la mora, para dormir en el coche y así partir el Sábado día 1 hacia nuestro primer objetivo el Veleta con sus 3.398 metros de altitud, pues bien sobre las 5:45 de la mañana, partimos desde el parking de la hoya de la mora, con las mochilas cargadas a tope de agua para afrontar los dos días de trekking que nos esperan.

Manolo camino del Veleta.
Yo en la parte final del Veleta.

Con buen ritmo y buena aclimatación, llegamos a la cumbre del veleta, desde donde pudimos disfrutar de buenas vistas y de la llegada de un señor que le faltaba una pierna en muletas, a la cima. El cual subió con un grupo de montañeros, mi mas sincera enhorabuena por esa hazaña y ejemplo de superación.

Cima del Veleta (3.398 m).

Una vez disfrutado de la cima del Veleta, bajamos hacia el refugio de la carihuela, donde nos paramos a tomar alguna barrita y trago de agua, para seguir con nuestra ruta hacia la cumbre del Cerro de Los Machos (3.327 m), salimos de la carihuela para dirigirnos al Paso de los Guías. Se trata de una pequeña repisa en la pared, a unos 10 metros de altura, que con ayuda de una cadena nos permite descender rápidamente. Hay que extremar la precaución en este paso y realizarlo sólo si estamos preparado para ello. En caso de duda, vértigo o inexperiencia, es mejor continuar por la pista aunque el camino sea algo más largo.

Refugio de la Carihuela.
Paso de los guías, manolo preparándose para afrontar este paso.

Una vez afrontado el paso de los guías, caminaremos hasta que el sendero nos lleve de nuevo a la pista por la que caminábamos antes. Tenemos que estar pendientes, porque a pocos metros, a nuestra izquierda, nos saldrá el sendero que subirá al Cerro de los Machos. El principio del sendero será un zig-zag bastante marcado, que al terminar nos llevará ya casi totalmente rectos al pico por un sendero ya menos marcado pero fácil de orientarse por él. Así habremos llegado al Cerro de los Machos ( 3.327m).

Cumbre del Cerro de los Machos y al fondo el pico Veleta
Vistas desde la cumbre de Los Machos del Mulhacen y la Alcazaba.

Hechas las pertinentes fotos y disfrute de esta cumbre, nos disponemos a bajar por su cara sur de nuevo a la pista, esta bajada es pronunciada y muy vertical donde tenemos que poner todos nuestros sentidos alerta para garantizar una bajada segura, una vez ya en la pista, tomamos dirección hacia el refugio de la Caldera y su laguna lugar donde pararemos a comer y tomarnos un descanso para después, afrontar la subida al techo de la península el Mulhacén con sus 3.482m.

Vistas de la pista
Manolo en apunto de empezar la bajada final hacia la laguna de la caldera.
La Laguna de la Caldera, es también la laguna glaciar más grande del Parque Nacional de Sierra Nevada y se encuentra junto al Refugio de la Caldera, a una altura de 3026 metros sobre el nivel del mar.
Refugio de la Caldera.

Tras reponer fuerzas y descansar un poco, nos ponemos rumbo hacia la cima del Mulhacén, donde queremos dormir haciendo vivac en la cima.

Cumbre del Mulhacen (3.482m)

Tras disfrutar una buen rato del techo de la península, vamos observando unas nubes negras que entran desde el Alhorí hacia la Alcazaba muy feas y amenazantes de agua, el cual nos hace plantearnos el bajar a dormir a la laguna de la caldera para estar cerca del refugio para que en caso de tormenta poder refugiarnos a tiempo. Iniciamos la bajada hacia la laguna de la caldera y una vez allí encontramos un vivac estupendo bajo el refugio de una gran piedra en forma de techo lo cual era estupendo para posible tormenta. (Al día siguiente nos enteramos que descargo con fuerza en la Alcazaba y en 7 lagunas), tuvimos suerte y la nube no llego a pasar al otro lado del Mulhacén y no nos llovió y disfrutamos de un cielo estrellado esa noche.

A la mañana siguiente tempranito a las 5 de la mañana arriba, desayunamos desmontamos el vivac y regresamos por la pista hacia el coche en la hoya de mora, llegando al coche en poco mas de 3:30h.

Manolo quedo super contento con esta ruta diseñada y de vivir esta experiencia con Lukla Experiencies.

Bonito Amanecer cerca de los crestones de Rio Seco.

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *